Albóndigas de choco en salsa romesco y cintas de tinta de calamar

Esos días en los que te apetece simplificar y comer plato único… ¿te suena? Nada más sencillo que cocer una pasta marinera, hacer una rica salsa romesco y preparar unas albóndigas en un momento. Las ventajas son muchas: menos cacharros para limpiar, más tiempo para ti y no tienes que levantarte de la mesa a media comida. Esta receta de albóndigas de choco en salsa de romesco y cintas de calamar será la antesala de una sobremesa deliciosa. ¡Seguro!

Tiempo de elaboración: 60min
Dificultad: Fácil
Raciones: 4

Ingredientes

16 albóndigas de choco y gambas de Viandas Cádiz
350g de cintas de pasta de tinta de calamar
1 cebolleta
2 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal

Salsa romesco:

500g de tomates maduros
½  cebolla
½  cabeza de ajo
1 rebanada de pan frito
1 ñora en remojo
50g de almendras crudas y peladas
125ml de aceite de oliva virgen
25ml de vinagre de Jerez
½  cucharadita  de pimentón picante
½  cucharadita  de pimentón dulce
½  guindilla seca pequeña
Sal

Elaboración de las albóndigas de choco en salsa romesco y cintas de tinta de calamar

  1. En el centro de una sartén honda que pueda introducirse en el horno, pon la cebolla pelada y cortada en 8 trozos junto a la cabeza de ajos desgranada y la guindilla. Alrededor, coloca los tomates lavados sin el pedúnculo y con un corte en forma de cruz. Riega los tomates con el aceite de oliva. Introduce en el horno precalentado a 170º durante 40 minutos, hasta que esté todo dorado y pochado.
  2. Aparte, pon a hidratar las ñoras sin semillas en agua tibia. Calienta abundante aceite y fríe las almendras hasta que estén doradas. Retira, escurre sobre papel absorbente y reserva. En la misma sartén y con el mismo aceite de las almendras, fríe las rebanadas de pan. Cuando estén doradas, ponlas sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
  3. Incorpora a la sartén honda las ñoras, las almendras, el pan frito, el pimentón dulce y picante, y sal. Mezcla y deja en el horno durante 10 minutos más, dando vueltas cada 2 minutos. Retira y añade el vinagre. Tritura y pasa la salsa por un chino fino. Hierve el romesco a fuego bajo durante 5 minutos, pon a punto de sal y reserva.
  4. Cuece la pasta en abundante agua con sal, según el tiempo que indique el fabricante, refresca, cuela y reserva.
  5. Pica la cebolla y el ajo, y póchalos con un poco de aceite de oliva a fuego medio. Rectifica el punto de sal,  agrega la pasta y la salsa, y mezcla bien.
  6. Fríe las albóndigas de choco en abundante aceite de oliva hasta que estén doradas y retira sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  7. Sirve la pasta con la salsa y las albóndigas de choco, como la clásica pasta con albóndigas.